De cazador para cazadores

Magnífico estreno del B14. Un gran diseño de una joven empresa.




Bergara, ha apostado muy fuerte por este nuevo producto y ha logrado un resultado sorprendente, un rifle que nada tiene que envidiar a cualquier otro centroeuropeo, pero al alcance de cualquier bolsillo. El B14 Sporter, cuesta 700€ y el B14 Timber 800€.





La primera impresión cuando lo tomas en tus manos, es:

- Un detalle de armas de mayor precio, lleva la diana de prueba.
- El cerrojo, es sorprendentemente suave. Podríamos definirlo como un M98 modificado, cuenta con dos tetones y un extractor fiable.
- La maneta del cerrojo, está muy bien diseñada. Resulta cómoda, a ello, ayuda la bola sobredimensionada.
- El gatillo, está bien situado, permite disparar con guantes.
- La salida del disparador, es limpia y sin arrastres.
- Lleva indicador de carga, un buen detalle para un arma de ese precio.
- La acción, es un diseño bonito y moderno. Me hubiera gustado que llevara rail Picatinny tallado en la misma.
- Tiene tercer tetón de seguridad, un buen detalle.
- El almacén, es fijo con sistema de descarga rápida.
- La culata, está diseñada de forma ergonómicamente inmejorable para disparar con visor. Recuerda a las buenas de Weatherby, con el lomo ganando altura a medida que se acerca al hombro del tirador. Lleva moño que llena bien la mano. El picado, realizado con Laser, es correcto. Finaliza en una buena cantonera de goma muy absorbente. La madera, de nogal americano acabado al aceite, resulta muy bonita. Yo le hubiera afilado (pronunciado) un poco más el pistolet y añadido schnabel, al estilo centroeuropeo, pero el arma, está pensada para el mercado americano.
- El ajuste acero-madera es bueno y la flotabilidad del cañón perfecta. Un buen detalle, sujetar la madera a la acción mediante tornillos Allen, así no se desbocan al manipularlos.
- Curiosamente, el cañón lleva el twist grabado en el mismo, un detalle que no hemos visto en otros rifles. El acabado del mismo, es un buen pavonado mate. La boca, va acabada como los rifles de competición, con un refrentado que impide que se dañe el estriado. La recamara, como es habitual en los rifles de esta marca, está muy ajustada, para dar la máxima precisión.

Tan pronto lo recibo, un B14 Timber en 7mmRM, preparo unas cargas y me voy al campo de tiro a centrar el visor que le he instalado, un magnífico Kahles 4-12x52 y a hacerle el rodaje, que os recuerdo consiste en limpiar y secar el interior del cañón tras cada disparo durante los 10 primeros disparos. Luego hacer la limpieza tras cada tanda de 5 disparos durante los 20 disparos siguientes.



Me sigue sorprendiendo agradablemente este rifle, probablemente gracias al diseño de su culata, se re-eleva muy poco al disparar, reduciendo así la sensación de retroceso. Además, pese a que tan solo lleva poco más de 10 disparos, está en rodaje y sus agrupaciones mejorarán con el uso, ya es muy preciso. Os muestro la diana que a 100 mts conseguí con punta SST de 140 grs. y tres disparos de cada con una de estas dos cargas ensayadas, 64,5 y 66 grs. de N165. Insisto en que si vais a ensayar estas cargas, proceded como es debido, comenzando con un 10% menos de pólvora e ir aumentando gradualmente, el peso de la misma, vigilando cualquier síntoma de sobre-presión.

La primera cacería
Me llaman desde la oficina del Parc Natural dels Ports, para comunicarme que me ha correspondido un rececho de macho montés, cuando pregunto de qué se trata, me responden que de un trofeo. Tengo varios selectivos, pero nunca me había tocado un trofeo, acepto encantado y pensando que será una buena ocasión para estrenar el B14.
Se lo comento a Iñaki, responsable de atención al cliente de Bergara y se apunta sin pensárselo dos veces.
Fijan las fechas de la cacería lo antes posible, para los días 30 y 31 de marzo. Al parecer, la dirección del parque, quiere rebajar la densidad de monteses para intentar frenar el brote de sarna que se ha declarado en Los Puertos.

Lugar de la cacería
El parque natural de los Puertos de Tortosa-Beceite, es un macizo montañoso situado entre las provincias de Castellón, Tarragona y Teruel, siendo el punto de encuentro entre la Cordillera Pre-litoral Catalana y el Sistema Ibérico. Ocupa un total de 30.000 Ha, siendo muy diferente el biotipo de la cara norte (Teruel) al de la cara sur (Tarragona) todavía más agreste. La máxima elevación es el Mont-Caro en Roquetes, lugar de la cacería de 1.447 mts. La vegetación predominante, son los pino negro y rojo, encinares, robledos y un bosque de hayas. Otro punto de fama internacional que podemos encontrar en Los Puertos, son las Rocas del Masmut, farallones rocosos de increíble belleza situados en el término municipal de Penya-roja de Tastavins. A dicho lugar, acuden escaladores de todo el mundo para practicar su afición.



Poblaciones de Los Puertos, son la misma Penya-roja, Morella, Herbés, Castell de Cabres, Beceite, La Senia, Tortosa, Roquetes, Mas de Barberans, Alfara, Pauls, Arnes, Horta de Sant Joan, Prat de Comte, Vallibona, Pobla de Benifassà, Fontdespatlla, Ares, etc.

30/3/15 Iñaki, que llegó ayer y yo, nos levantamos a las 5 para estar a las 7 en Roquetes, donde nos reunimos con Sisco y Jordi, agente rural y empleado de Forestal Catalana respectivamente. Tras revisar la documentación, comenzamos en su coche el ascenso a los puertos, pasando en unos pocos kilómetros de 40 a 1.400 mts sobre el nivel del mar. La belleza e inmensidad de los barrancos que constituyen las estribaciones de los Puertos en esta zona, sobrecogen. Desde la carretera de subida, vemos asomar sobre el mar claramente La Serra de Tramontana de Mallorca.



El día, amanece despejado, pero rápidamente se nubla y comienza a soplar con fuerza el Mistral (Cierzo) viento del N.O. que en esta zona es especialmente fuerte debido a que toma el cauce y baja “acanalado” por el valle del Ebro.
Nos comenta Sisco que la densidad de cabras en el parque, es correcta y que el número de nacimientos, se limita naturalmente para mantener la población estable. Se cazan anualmente 200 machos entre trofeos y selectivos y no es necesario hacer caza selectiva de hembras.
Comenzamos la cacería, recorriendo un camino que nos permite buscar con los prismáticos en la solana de enfrente machos que salgan del bosque a comer el pasto verde que ya está brotando por doquier. Vemos varios machos, uno de ellos, se adapta a lo que estamos buscando, es abierto y muy simétrico, la capa es negra y lustrosa en la distancia, pero el lugar donde está, es un rincón que no es visible desde ningún lugar que esté a distancia de tiro. Ha encontrado su bastión y eso, le permitirá salvar la vida por largo tiempo. Vamos viendo machos y tras varias horas de búsqueda, localizamos un macho que está en un lugar accesible. Es un animal precioso, montan los catalejos los guardas y nos damos cuenta que es un trofeo que se colocará muy alto en puntuación, tanto, que su tasa de abate, puede alcanzar los 8.000€. Demasiado para nuestra intención de gasto.



Abandonamos el camino y en el coche, nos dirigimos a la linde del término de Beceite (Teruel). Aquí, el monte es menos agreste y más fácil de caminar y cazar. Desde una atalaya y tras ardua labor de búsqueda con los prismáticos, por parte de todo el equipo, localizamos un grupo de machos jóvenes y por debajo de ellos, un macho que por su capa negra y tamaño del trofeo, merece que nos acerquemos a valorarlo. Llegando a la loma donde se encuentra, descubrimos tres machos más sesteando en la cara este que no habíamos visto. Uno de ellos, es joven y queda inmediatamente descartado, pero los otros dos son negros y merecen una valoración más exhaustiva. Iñaki y yo, creemos que el que se encuentra por encima de los otros es bueno, pero Sisco nos saca de nuestro error, el mejor es el del centro.





Nos acercamos al macho que vinimos a buscar y que está con la torada de jóvenes, pero vemos que es más pequeño que el que acabamos de ver.
Regresamos pues a la cara este e iniciamos el descenso por dentro del bosque usando un sendero de animales. Cuando termina el bosque, salimos a lo que pudo ser una antigua era de grano. Nos arrastramos hasta ponernos en posición y los machos, no nos han visto. Me giro y le pregunto con la mirada a Iñaki si está filmando, me contesta con un gesto afirmativo y pongo el pecho del animal, que continúa echado y rumiando, en la cruceta. Está a 145 mts y no es necesaria corrección alguna. Oprimo el gatillo y el rifle apenas se re-eleva. Los machos se levantan, pero se quedan quietos, no saben qué ha pasado. El nuestro, visiblemente tocado, se tambalea y sin dar un solo paso, cae muerto. La SST ha hecho su trabajo. Es un animal de 12 años y está ya delgado y en la recta final de su existencia.







Tras una sesión de fotos como para una boda, los guardas, toman muestras de todo tipo y sacan el trofeo para su posterior taxidermia. Los buitres, nos sobrevuelan esperando su pitanza desde que han oído el disparo e Iñaki, consigue una buena grabación de los mismos.
El macho, ha dado 207 puntos, un buen trofeo!!!
Comemos en el minúsculo hotel restaurant Pous de la Neu, en los mismos puertos y enclavado junto al desvío que sube a la cima de Mont-Caro. El lugar es francamente recomendable y el jamón que nos sirven como entrante, de los que recuerdas durante tiempo.



Después de comer, subimos a la cima de Mont-Caro y quedamos asombrados pues desde allí, se divisa El Pirineo, Montserrat, El delta del Ebro, Peñíscola, La Estanca de Alcañiz y Los Monegros.

















Iñaki y yo, nos despedimos con pena por separarnos de Sisco y Jordi, pero con la alegría de haber hecho nuevos amigos.

Carlos Mas
Roquetes marzo de 2015

Lista de Relatos