De cazador para cazadores

ESTRENANDO EL BERGARA BX11



El rifle
Por mi profesión (soy agente de safaris) viajo a menudo en avión con alguno de mis rifles. Harto de tener problemas de sobrepeso en mi equipaje, motivados por el peso del rifle, maleta del mismo, munición y maleta de la misma, decido la adquisición de un rifle desmontable, corto y ligero que quepa en una maleta de 60 cm. de longitud.
Todos estos requisitos, los cumple el nuevo Bergara de cerrojo BX11. Y además, esta marca es famosa a nivel internacional por la precisión de los cañones que fabrican, tanto para sus rifles, como para customizar rifles de otras marcas.
Ayudado por Félix, director comercial de la marca, definimos el rifle.
- Como hay varios calibres a elegir, opto por el 7x64 para todo (excepto 4 de los 5 grandes) y el 222 para caza menuda (corzo, reedbuck de montaña, serval cat, caracal, etc.)
Como muy bien dice Miguel Coya en su magnífico artículo http:// www.borchers.es/caza/noticia.php?id=38&olimit= sólo las puntas pesadas del calibre 22 son aptas para la caza. Por lo tanto, necesitamos que el cañón del 222 tenga un estriado capaz de estabilizar puntas de 60 grs. Para ello, dicho estriado, debe dar una vuelta cada 8 o 9 pulgadas (twist 1/8 - 1/9”) Tal como explica Daniel Stilmann magistralmente en http://ciervos.idoneos.com/index.php/ EMPLEO_DE_LOS_CARTUCHOS_CALIBRE_.22
- Los dos cañones, tendrán una longitud de 20”. Suficiente para quemar la carga de pólvora de ambos calibres y por ser cortos, son más precisos (vibran menos).
- De perfil ligero y con la marca de nuestra empresa (Carlos Mas Safaris) grabada sobre ellos.
- La culata y puntal serán de plástico para aguantar mejor las inclemencias meteorológicas.
- El disparador será del tipo “pelo francés”

En cuanto me entregaron el rifle, de momento solo en 7x64, llamé a Juanra Alonso para que me recordara el proceso de rodaje: Limpiar y secar el interior del cañón tras cada disparo durante los 10 primeros disparos. Luego hacer la limpieza tras cada tanda de 5 disparos durante los 20 disparos siguientes.



Para mi sorpresa, la munición que tenía montada de mi anterior 7x64, cuyas vainas fueron hechas a partir de otras del 30.06, 280 y 270, entra tan dura en este nuevo rifle, que me veo obligado a desmontarla toda. Esto es debido a que la recámara, está tan ajustada como en un rifle de competición, para ganar en precisión.
Finalmente, con unas vainas originales del 7x64, monto munición para rececho y para montería.

Provisto de dos visores Leupold, uno de 6,5-20x40 para rececho y otro de 1,5- 5x20 para montería, me dirijo al campo de tiro. Enseguida me doy cuenta de lo preciso que es el rifle por las buenas agrupaciones que hace.


Espero que me entreguen el kit del 222 a tiempo para ir a cazar corzos en Polonia en el mes de mayo.

El destino
La crisis, ha provocado que se queden muchos trofeos sin adjudicatario en todo el país. Me ofrecen un gamo a mitad de precio. No tengo ese trofeo y el entorno donde tendrá lugar la cacería, entre el parque nacional de Aigüestortes i Estany de Sant Maurici y el Parque natural del Alto Pirineo, es de una belleza espectacular. Acepto encantado, además, así consigo un contacto para proporcionar a nuestros clientes, trofeos de ciervo, gamo, muflón y sarrio a buen precio.

El 31 de enero de 2.013, emprendo la ruta desde San Carlos a Tavascan, donde he quedado con el agente rural Salvador, que me acompañará en la cacería. Tras una breve parada en Tremp para darle un abrazo a un gran amigo, llego a Tavascan a la hora de cenar. El pueblecito, de 60 habitantes es una belleza. Hay 30 cm. nieve allí donde no han actuado las máquinas. Se encuentra encajado en un valle pirenaico y es la población más cercana a la estación de esquí del mismo nombre.



El hotel Estanys Blaus es moderno, confortable y desde el mismo la vista del entorno parece una postal de navidad. El personal, incluido el señor Colome, su propietario, te hacen sentir como en casa. Que pena que no me haya podido acompañar mi esposa. Ceno acompañado por Salvador y el tiempo pasa rapidísimo hablando de nuestras comunes pasiones, las armas de caza y las setas.

La cacería
Al día siguiente, amaneciendo, nos reunimos con Ignasi, otro agente rural que ha estado explorando dónde se encuentran buenos ejemplares de gamo. Por la carretera que conduce desde Sort hasta el Valle de Aran, nos dirigimos hacia Son del Pi, un pueblo de media docena de casas y un bello campanario románico. La vista del valle, sobrecoge por bonita, detrás de la ladera de enfrente, está Francia.



Desde la misma plaza del pueblo, barremos con los prismáticos la ladera de la montaña, buscando gamos en los claros donde no hay nieve. Tan pronto comienza a calentar el sol, vemos varios grupos, allá 5, más allá hembras, por debajo de la carretera 6 más. Ignasi, que tiene una vista increíble y mucha experiencia, descubre lo que andaba buscando, un macho solitario que deja pequeños a todos los demás.




Hacemos la entrada hundiéndonos en la nieve hasta las rodillas. Nos colocamos a unos 150 metros del animal pero desde nuestra posición no lo vemos. Salvador se queda conmigo e Ignasi da un rodeo para ojear el animal hacia nosotros. Cuando llega a donde estaba el macho, no lo ve. Dando voces para hacerlo romper, sobrepasa su posición y el animal le deja pasar y se vuelve hacia la protección del bosque. No en vano es viejo, ha llegado a esa edad por listo.
Decepcionados, bajamos hacia la carretera e Ignasi no tarda en descubrir dos bonitos machos a unos 120 mts. Son las 11 a.m. y para mañana la previsión meteorológica es de fuerte nevada. Me decido rápidamente, tomo apoyo y cuando el mejor de los dos se descubre, le disparo una Nosler Tip (la nueva punta sin plomo de esta marca) que le entra por detrás de las costillas y sale por el codillo del lado contrario. El animal, corre 20 mts y cae muerto.
Su compañero huye pero al rato, regresa para intentar levantar al caído. Cuando huele la sangre, se marcha definitivamente.
El trofeo es completo, simétrico y sin ser medalla, muy bonito.






Hago una foto con el móvil y se la mando a Iñaki, responsable técnico de bergara rifles. Me llama enseguida para felicitarme.

Los guardas, lo avían y le sacamos además de la cabeza para naturalizarlo de pecho, las patas, lomos, cuello y solomillos. Dejamos para los carroñeros tan solo la carcasa. Es una carne excelente y considero poco ético dejarla en el monte.

Comemos en La Guingueta y tras despedirnos de Ignasi, nos dirigimos hacia Tavascan. Salvador me lleva a que vea el valle de acceso a las pistas de esquí.
No hay palabras para describir tanta belleza.


Me despido de él como un nuevo amigo y en 4 horas, bajando por el Eix d’el Ebre, estoy en casa.

Un abrazo y buena caza.
Carlos Mas

Lista de Relatos