De cazador para cazadores

CAZANDO CON LOS GAUCHOS



Las cuatro plagas

En Argentina, se pueden cazar y exportar los trofeos de todas las especies introducidas. Las autóctonas, en su mayoría no se pueden cazar, o bien no son exportables (hay alguna excepción).
Por ejemplo, corzuelas y carpinchos se pueden cazar en Corrientes desde marzo hasta agosto. Pero no son exportables ni transportables, hay que dejarlas en el campo donde se cazaron.

Entre introducidas y autóctonas, algunas de ellas se han multiplicado de tal forma, debido a la abundancia de alimento por la proliferación de los muy productivos cultivos, de maíz, sorgo, colza, girasol, etc., que han sido declaradas plaga y se pueden cazar todo el año, las mas conocidas, son paloma, pato, loro y jabalí.

Hace 9 años que no visito Argentina, es un destino donde por muy poco dinero, puedes cazar mucho y bueno. En esta ocasión cazare con Andrzej, un buen amigo que viaja desde Polonia vía Paris y nos reuniremos en Buenos Aires. El tiene intención de cazar el paquete completo, ciervo colorado, antílope negro, búfalo de agua, ciervo axis, chanchos, cuatro cuernos, etc. Para mí, serán búfalo, axis y chanchos. En Buenos Aires, nos espera nuestro outfitter Alejandro.

7/3/14
En el aeropuerto de Barcelona, le comento al guardia de la intervención, que quiero poner la caja de la munición, una vez revisada dentro de la maleta. Coincide conmigo en que no hay problema, la instrucción de AENA no lo prohíbe y el objeto de la norma, es que rifle y munición no viajen juntos por si alguien se apoderase del arma. Haciéndolo así, no hay ningún riesgo, el rifle viaja en su maleta metálica y la munición en la suya por separado, tal como marca la norma. El personal de Aerolíneas Argentinas tampoco ve ningún inconveniente. Curiosamente Egypt Air no me permitió hacerlo la última vez que volé con ellos, no usare nunca más esta compañía. Lo que puede parecer en principio una tontería, no lo es, significa llevar un bulto mas, por el que te cobran un mínimo de 60 E.
El vuelo Barcelona/Buenos aires, dura 13 horas, salimos a las 18 h y con la diferencia horaria, está previsto que lleguemos a las 4 de la madrugada.

8/3/14
Anoche tomé una pastilla para dormir y un par de vinos durante la cena en el avión, me dormí inmediatamente y me han despertado la azafata sobre Iguazú, si no, todavía estaría durmiendo. Viva la farmacopea, he volado sin enterarme!!! Nos van a dar el desayuno y en hora y media, estaremos aterrizando en Buenos Aires.
En las banquinas (arcenes) argentinas, hay muchas capillitas dedicadas a dos santos sin pedigrí (no reconocidos por la iglesia) Uno es el gauchito Gil, fue un objetor muy buena persona, que se negó a ingresar en el ejercito. Cuando fue capturado, lo condenaron a muerte, le dijo al verdugo: tu hijo está enfermo, cuando llegues a casa, sanará. Así fue, a su llegada, su hijo había sanado. En su honor, la gente amarra cintas rojas en sus capillitas. El otro santo, es la difunta Correa, su milagro, es que se perdió con su bebe en el desierto, ella murió de sed, pero siguió amamantando al bebe una vez muerta, durante dos semanas hasta que alguien recogió al niño. Los fieles ponen en sus capillitas botellas de agua.



Hoy hemos cenado peludos, una especie de armadillos a los que nos ha invitado un baqueano. Estaban asados enteros dentro de su coraza y sabían a lechón.





Nuestro primer destino, es General Acha. Hemos probado los rifles y al BX11, pese a haberle desmontado el cañón, solo le he tenido que corregir 5 clics en altura.

9/3/14
Primer día de caza, nos levantamos a las 5 a.m. Cazamos en La Colorada, una finca cercana a General Acha que es famosa por sus buenos venados.



La berrea, no está en su apogeo, pero hemos visto un grupo de venados grandes entre los que había uno descomunal. Los animales, nos han oído y no ha habido ocasión de disparo para Andrzej. Luis, el propietario de la finca, ha sugerido que Alejandro y yo nos volviéramos al coche para cazar el y Andrzej solos. El plan ha funcionado, en media hora, hemos oído disparos y Andrzej se ha hecho con un magnifico venado pampeano, grueso y perlado. El animal es muy viejo, ya regresivo, el trofeo que todos desearíamos de La Pampa.



En la finca, hemos coincidido con dos sudafricanos también cazadores. Uno de ellos, es taxidermista y conoce a mi hija Sandra por haber aparecido esta en un reportaje en la revista sudafricana African Outfitter.
Tras un buen asado en La Colorada, hemos hecho en coche los 900 km que nos separaban de Sta. Rosa de Calchines, en la provincia de Santa Fe. Por el camino, hemos visto infinidad de fochas, patos, ibis y cisnes. Al llegar a nuestro destino, comprobamos que ha llovido mucho. Mañana no madrugaremos, los caminos están intransitables.




10/3/14
El lugar donde nos alojamos, es una belleza. Son cabañas de madera con todas las comodidades, están edificadas a la orilla de un rio, afluente del Paraná. Éste, se encuentra a pocos centenares de metros de aquí. La que ocupamos Andrzej y yo, está rodeada de unas hortensias de más de 2 mts de altura. El lugar, es un remanso de paz y silencio.





Los vinos argentinos que tomamos, tinto Cabernet y blanco Chardonnay, son excelentes y los puedes adquirir en cualquier Boliche (pequeña tienda de pueblo).
Tras el diario "asadito", salimos en una potente barca fuera borda a visitar el rio Paraná, que en esta zona se distribuye en numerosos brazos. Disfrutamos durante horas de un paseo que se prolonga hasta el anochecer Vemos yacarés, carpinchos, unos gatos negros llamados gato de isla que desconocía, zorros e innumerables acuáticas. En varias ocasiones, los dorados, unos peces amarillos que alcanzan gran talla, saltan fuera del agua a nuestro paso y golpean la barca. Uno de ellos, impacta en la nuca de Andrzej.








11/3/14
Entre lo tarde que llegamos a casa y el madrugón, prácticamente no hemos dormido. Nos dirigimos a una estancia donde hay búfalos acuáticos. Andrzej sale con parte del grupo y yo con el resto. El campo, está inundado y chapoteamos en agua casi hasta la rodilla, con nuestras botas de cuero.
Sabemos que hay un gran macho con un trofeo muy importante. Andrzej lo localiza y le dispara con su 30.06, yo observo desde nuestra posición y a su izquierda, a la manada que se agrupa en torno al herido, en unos segundos este se acuesta y la manada comienza a alejarse, momento que aprovecho yo para disparar a 180 mts a otro macho con mi Bergara del 7x64. Al impacto, el animal baja la cabeza y comienza a sangrar por la boca, le hago otro disparo que da con él en el suelo. Ambos animales han quedado a menos de 100 mts uno del otro, en el estero inundado. El trofeo del mío, no está mal, pero comparándolo con el de mi amigo, es bastante menor. Me alegro mucho por él.









Hoy he visto infinidad de huevos de caracol, los ponen pegados a la vegetación formando racimos de un bello color rojo.



La munición que uso, Barnes TSX de 160 grs, tiene una gran penetración, pues los impactos se han quedado entre piel y costillar del lado contrario del búfalo, atravesando su enorme corpachón. Además, es muy precisa, en mi rifle, agrupa a 100 mts haciendo "cacahuetes".
Esta noche, Federico, un cazador local, nos ha invitado a disfrutar de otro asadito. Si viviera permanentemente aquí, terminaría afilándome los dientes como los pigmeos!!!

12/3/14
Hoy cazaremos ciervo axis. Un trofeo introducido en Argentina, junto a antílopes negros, búfalos de agua, etc. Es un animal que si se siente perseguido, es bastante más esquivo que el colorado.
Como las distancias son tan grandes en este país, tenemos cuatro horas de coche hasta la hacienda donde cazaremos, La Maquita, en la provincia de Corrientes. Salgo con Ramiro y solo oímos berrear un axis. Le entramos, pero deja de berrear. Mañana esperemos que se de mejor.
Quisimos comprar un cordero para cenar, pero no tienen en la hacienda. Debemos procurarnos pues algo de carne. Anocheciendo, veo un vizcachón que sale de la madriguera a explorar si hay peligro para su tropa. Enciendo el punto rojo del visor, monto el pelo y cuando se atraviesa a 100 mts, le apunto a la cabeza y acaricio el gatillo. Con la punta que uso, Barnes TSX, el disparo solo le hace un pequeño agujero de entrada y salida en la cabeza. La precisión del BX11, me permite hacer disparos difíciles como éste con la mayor confianza. La vizcacha, es un roedor de patas cortas y antifaz, cuyos machos pueden alcanzar los ocho kilos. Fueron muy abundantes en la Pampa, pero se les declaro plaga y a base de gasear las madrigueras, diezmaron seriamente la población. En corrientes, siguen siendo muy abundantes.






En la zona, hay también corzuela y chancho.
Ramiro ha estado a punto de pisar un zorrino, especie de mofeta que te deja apestando cuando te rocía. En esos casos, la única solución para la ropa, es enterrarla durante unos días.

13/3/14
Salgo con un gaucho a cazar. Todavía de noche, vemos a las luces del coche un par de corzuelas y más tarde un axis. Dejamos el coche y salimos a recechar. El monte, es muy cerrado. Vemos una hembra de axis y otra corzuela. Encontramos rastros de chanchos y oímos un arreón en el monte causado seguramente por ellos. Escuchamos a lo lejos berrear a un axis.
Andrzej ha visto dos axis lejanos y una corzuela. También ha oído berrear un par de axis.
Almorzamos vizcacha estofada, que nuestro cocinero Ramiro consigue que quede exquisita.
Por la tarde, salgo con un baqueano que ejerce de guía de caza. Oímos muy cerca una hembra de axis llamando al macho. Mas tarde, una hembra de corzuela se para a escasos 25 mts de nosotros. El macho de axis nos da plantón de nuevo.
Cenamos vizcacha a la vinagreta, otro éxito culinario de Ramiro. Esta realmente deliciosa.
Después de cenar, salimos a recechar en un rastrojo de maíz. Berrean tres machos y una hembra. Vemos un venado, pero no nos da oportunidad de disparar. También vemos una corzuela. No ha sido buena idea salir los 5 a recechar, abultamos mucho y los venados, nos ven antes que nosotros a ellos.

14/3/14
Salimos de madrugada Alejandro, Andrzej y yo. Ellos se dirigen al campo donde dispararon ayer y yo a otro enorme campo de soja. Entro cuando apenas hay luz para disparar.
Encuentro muchos rastros de corzuela y de venado, pero no veo nada, solo un venado me ladra desde el bosque cuando le cargo aire.
Después de desayunar, salimos hacia la provincia de Buenos Aires. Durante el camino, diluvia. Afortunadamente, Ramiro consigue que lleguemos a nuestro destino tan solo asustados.





En el hotel Arianos, donde nos hospedamos en la ciudad de Dolores, se aloja también Pampita Ardohain, top model y actriz argentina que ha estado presentando la gala de la fiesta de la guitarra.

15/3/14
El temporal, no ha parado durante toda la noche. Afortunadamente, amanece sin lluvia. Vamos a esperar a que se oree el terreno para dirigirnos al campo a cazar chanchos.
Salimos hacia el pastizal de la costa, una zona pantanosa que se parece mucho al delta del Ebro, en la orilla atlántica de la provincia de Buenos Aires. Parece increíble que puedan haber chanchos en una zona totalmente llana y de vegetación rala, pero los chanchos, se esconden entre la espadaña que rodea las lagunas, típicas de estos biotopos.









La forma de caza, consiste en que dos baqueanos a caballo, se adelantan con 4 o 5 perros collie o pastor alemán, que localizan y fijan la caza, mientras los cazadores seguimos a marcha rápida al grupo de búsqueda.
Después del correspondiente asadito y nada mas salir, el grupo de búsqueda, nos avisa por la emisora que se dirigen hacia nosotros un par de carneros cimarrones. Les intentamos cortar la carrera, pero los animales nos ven y cambian de dirección, sale corriendo Andrzej y se hace con ellos de un par de disparos. Uno de ellos, es descomunal, sus cuernos, tienen más de dos vueltas completas.



Inmediatamente, nos avisan de que tienen localizado al primer chancho. Me toca a mí y me hago con el sin problema. Es un animal cruzado de jabalí y cerdo domestico de capa negra y unos 80 kg de peso. No hemos terminado de hacer las fotos y nos están llamando porque tienen localizado a otro. Ahora, le toca a Andrzej. Se hace también con el y es un macho mayor que el mío y con mas rasgos de jabalí.



Los lances, se suceden y cazamos desde jabalís totalmente parados a otros que huyen a la carrera. Uno, incluso herido a distancia, se me viene y Andrzej lo remata a escasos 10 mts. En tres horas, cazamos 10 jabalís todos ellos machos de boca.



















El coste de cuatro días de caza, a toda pensión y diez chanchos incluidos, es equivalente al de una montería de un día, donde te dan unas simples migas y con suerte, cazaras un ciervo o un jabalí. No hay comparación posible!!!
Ha sido uno de los días de caza mas divertidos de mi vida, el sueño de todo cazador español, en tres horas, he cazado seis jabalís de boca. Y he tenido que decir basta, de lo contrario, probablemente hubiera podido doblar la cifra. Uno de los jabalís, lo he tirado a 200 mts a la carrera, he fallado 2 disparos y alcanzado en los otros dos. Lo achaco a la dificultad del tiro, pero hubiera tenido que revisar el rifle.

16/3/14
Esta mañana, hemos ido a por chivo y cuatro cuernos para Andrzej. El primero, lo ha cazado sin más problema que el alto pasto, es un animal de un tamaño descomunal. Al segundo, no ha habido forma de localizarlo, sabíamos a que andaba con un par de ovejas, a pesar de que estas últimas, son mucho más pequeñas.



Por la tarde, después del diario asadito, hemos cambiado de finca para cazar axis. Primero, ha tirado Andrzej. Ha alcanzado el suyo en el codillo sin problema. Hemos seguido a la manada y he disparado al mío de frente. He fallado el tiro y lo he achacado a lo agitado de mi respiración. El animal se ha atravesado y le he disparado de nuevo a 180 mts alcanzándolo, pero sin caer. Lo hemos seguido y le he disparado dos veces mas, pero sin alcanzarlo en puntos vitales. Andrzej me ha dicho que mi rifle debía estar mal, tengo tanta confianza en el mismo, que al principio no le he hecho caso. Cuando he atendido a sus razones y hemos intercambiado los rifles, al coger el mío, se ha dado cuenta de que mi visor se movía, debido a que se han aflojado los tornillos que sujetan el raíl picatinny a la acción. Ha sido complicadísimo poder volver a tener ocasión de disparar al herido, pues se ha mezclado con la manada. Cuando lo he hecho con el rile de mi amigo en movimiento y a 200 mts, ha caído como un trapo.
El axis, es una belleza debido a su bonita piel jaspeada de blanco.





Hemos visto una pareja de chajá, unas aves acuáticas, mayores que un ganso.

17/3/14
Ser gaucho, es mas que una forma de vida, es una cultura. Pero el resto de argentinos, con los que comenté, los consideran un poco primitivos. Sin embargo, cuando se refieren a alguien que gusta de hacer favores, dicen de él o de ella que es gauchito/a, reconociendo así que son gente amable con la que se puede contar en todo momento. El gaucho, trabaja normalmente cuidando ganado. Es un jinete excelente y por su trabajo, cobra unos 350 € mensuales mas la comida, librando solo dos fines de semana al mes. Visten con pañuelo rojo al cuello, faja y sombrero de ala pequeña o más comúnmente boina vasca. Llevan siempre uno o dos cuchillos, uno de ellos de grandes dimensiones, colocado en la faja a su espalda, extremadamente afilado y con el corte hacia arriba, de forma que cuando lo empuña, está listo para cortar. Los más apreciados, llevan el mango de ciervo axis y la hoja hecha con una bayoneta Solingen de Mauser argentino. No son raras las vainas de alpaca.
Los gauchos, sobretodo en la zona de Corrientes, hablan con un acento tan cerrado, que resulta casi imposible entenderlos, incluso para el resto de argentinos.



Hoy nos desplazamos a General Belgrano, para cazar antílope negro e intentar de nuevo el multi-cuernos.






La caza del puma, al igual que del leon en Sudáfrica, todavía es posible en Argentina, si el animal ha sido criado en cautividad, es exportable. Solo hay dos haciendas autorizadas para ello en toda Argentina. Viene a costar la mitad que la de un leopardo.



También está permitida su caza en la modalidad de no transportable ni exportable, desde marzo hasta agosto, en las provincias de Santiago de Estero, Rio Negro y Chaco.
Hay dos cosas que es muy difícil conseguir en Argentina, café descafeinado y cerveza en botellín menor de un litro.

18/3/14
Dedicamos el día a descansar y hacer unas compras. He adquirido dos cuchillos típicos, uno con el mango de hasta de axis y otro de dedo de ñandú.
En la plaza de General Belgrano, además del monumento al general creador de la bandera argentina, hay uno dedicado a Eva Perón, a la que siguen venerando.
Hemos ido a ver antílopes y axis en la finca donde cazaremos mañana, en el camino, hemos atrapado y soltado un peludo (Armadillo). De estos, hay 6 especies, de tamaños y formas diferentes. Fuera de su madriguera, son fáciles de coger, dentro de la misma, es imposible y peligroso, se hinchan y atrapan la mano de quien lo intenta, contra la pared de la madriguera. Los argentinos hacen bastante consumo de ellos, cuando los atrapan delgados, los encierran y engordan antes de comerlos.

19/3/14
Esta mañana, hemos ido a la finca La Corona para que Andrzej cazara un antílope negro. Los animales, habitan campos de pasto sin cobertura vegetal, lo que obliga a realizar disparos largos. El plan, es que un baqueano, tome el pick up y mueva a los antílopes, mientras Andrzej espera en uno de los puntos donde los antílopes cruzan hacia la finca vecina. Yo cubriré otro punto de cruce con la misión de evitar que lo usen. En otras palabras, voy a hacer de espantapájaros, mejor dicho, de espanta-antílopes. He estado realmente divertido, los mosquitos, abundantes y agresivos me han mantenido defendiéndome todo el tiempo. Los antílopes, han hecho un par de intentonas de usar mi paso, pero he sido un espanta-antílopes muy feroz y efectivo.



La maniobra, ha dado resultado y Andrzej ha cazado un antílope muy bonito.



Son animales que a mí me recuerdan con su comportamiento nervioso y los agiles saltos que dan, a los springbuck.
El baqueano, tiene una habilidad increíble para pasar él solo con el coche sobre los cercados eléctricos de las vacas. Salta del coche en marcha, lo adelanta, pisa el cable y deja pasar el coche y sale corriendo hasta que lo alcanza y se monta de nuevo.
Por la tarde, volvemos a Dolores para intentar otra vez el cuatro-cuernos.
En la finca, hay búfalos y cuatro-cuernos. Los localizamos rápidamente, tras una aproximación aprovechando la cobertura del arbolado de la zona, Andrzej selecciona y derriba el trofeo rápida y limpiamente.
Las palomas, las cazamos en La Pampa, donde cada cazador viene disparando de 1.500 a 2.000 tiros diarios o en Pedro Luro, con 500 a 800 tiros diarios.



Para acuáticas combinadas con perdiz, paloma y liebre, cazamos en Pedro Luro y la media es de 1.000 disparos diarios. La temporada de caza menor, es de mediados de mayo a agosto.
Respecto a la legislación de caza argentina, merece especial mención por lo anacrónico de la misma, la cuestión del gran ganso llamado por los argentinos avutarda. Su caza, está prohibida, pero son tan abundantes al sur de la provincia de Buenos Aires, que los propietarios de cultivos, para proteger los mismos, alquilan avionetas que empujan los gansos kilómetros mar adentro. La consecuencia, según los expertos, es que estas aves, caen agotadas al mar no pudiendo alzar de nuevo el vuelo. Muriendo así a miles ahogadas por esta causa. Cuán lógico sería permitir su caza con escopeta, que en el peor de los casos, no provocaría tantas bajas.

Como habréis comprobado leyendo este articulo, Argentina es un paraíso para la caza.

Carlos Mas
Argentina, marzo 2.014

Lista de Relatos