De cazador para cazadores

El gran norte



Magnífico comienzo

Dedico con todo mi afecto este artículo a mis amigos Dani Elíes y Luis H.G. En buena medida, emprendí esta cacería debido a ellos.

A nuestra muy completa oferta de caza, le falta un destino que nuestros clientes reclaman, este es British Columbia, para cazar Alce grande, Caribú de montaña, Grizzli, Mountain goat, Carnero de Stone y Lobo.
Como sabéis, nosotros no mandamos nunca clientes a un destino, sin haber estado antes cazando en el mismo en persona, para comprobar que hay calidad y densidad de trofeos, que los profesionales conocen su oficio, el alojamiento es adecuado, los trofeos llegan a España, etc.




Las fechas
De toda esta oferta de animales, el que más me atrae, desde que siendo muy joven leí toda la colección de novelas de Curwood (Kazán perro lobo, El oso, Nómadas del norte, etc.) es el Alce. Para mí, es un trofeo mítico por su belleza y por la fuerza que transmite su enorme tamaño. Para tener mayores posibilidades de éxito, hay que ir durante el celo de estos animales, de finales de Septiembre a primeros de Octubre. Nosotros nos decidimos por ir del 1 al 10 de Octubre.
Hay que tener en cuenta en este destino, que si contratas 10 días, son todos ellos de caza. Tienes que llegar al lodge pues el día anterior y regresar al día siguiente de haber consumido los 10 días.

El destino
Un viejo conocido vuestro, Andrzej y yo nos vamos a la zona más remota de British Columbia, entre Alaska y Alberta. Entre el parque nacional Spatsizi Plateau Wilderness y el de las Northern Rocky Mountains. La carretera más cercana, está a 100 millas y el único acceso, es mediante avioneta.

Los trofeos
Como en Canadá no devuelven ningún tipo de tasa de abate si no consigues el trofeo, hay que ir en la época más adecuada para tener mayores posibilidades de no gastar dinero en balde, en este caso, durante el celo del alce. También con una organización con los medios suficientes para mover rápidamente al cazador cuando sea necesario, para desplazar sin pérdida de tiempo la carne, que por ley, no se puede abandonar y con una gran área de caza para elegir en cada momento la zona adecuada.
Para Andrzej, serán Alce, Caribú de montaña y Mountain goat. Para mí Alce.

El arma
Otro conocido vuestro, mi BX11, se ha ido convirtiendo en un rifle multiuso. Además de su calibre original, el 7x64 para montería, rececho y aguardo, tengo para él un kit de cañón, cabezal del cerrojo y cargador del 375H&H para animales serios.
Tengo también para él culata y guardamano de madera, rematado con schnabel de ébano, para cuando hay que ir elegante y otro conjunto de plástico, por si la cacería se ensucia.
En esta ocasión, me llevaré el conjunto de plástico porque el clima es muy húmedo y es posible que tenga que cazar en zona pantanosa, como así fue. Como el Alce es muy resistente, optaré por el 375 H&H que tiene una buena rasante y energía suficiente para tumbar un elefante.
En cuanto a munición, llevaré la Hornady soft point de 300 grs.
Para este rifle, tengo tres visores y según la modalidad de caza, uso uno u otro.
- Leupold 1,5-5x20
- Leupold 6,5-20x40
- Kahles 4-12x52
En esta ocasión, llevaré el Kahles, pues es el más luminoso por si hay que disparar en condiciones difíciles de luz.







Equipo necesario
Es necesario vivaquear alguna noche, por lo tanto, hay que llevar saco de dormir y esterilla para evitar la humedad y frio del suelo. No os comento la marca de mi saco de dormir, porque considero que pese a ser confortable, es muy voluminoso e incómodo. Buscad uno que no abulte plegado y sea amplio una vez desplegado. N., el esposo de O., usa un saco que abulta lo que un balón de balonmano y es apropiado para temperaturas de hasta -30ºC. El inconveniente, es que cuesta 700$. Pero Andrzej, usa un Quechua que es confortable y no abulta demasiado. Probablemente es más barato que el mío. En cuanto a la esterilla, las inflables, son las mejores. No abultan, son mucho más cómodas y aíslan del frio y la humedad mejor.
La temperatura prevista, es 15 de máxima y 0ºC de mínima. El clima en esta época, es lluvioso. Por lo tanto, hay que llevar ropa que repela la humedad y suficientemente cálida para esas temperaturas. Las prendas y calzado con gore-tex son ideales.
La chaqueta que lleve, es una Browning de plumas comprada en Canadá en un viaje anterior. Por frio que sea el clima, con ella me mantengo caliente. Se pliega dentro de una bolsa que no abulta nada y es muy ligera. El único inconveniente, es que no es impermeable.
Las botas de agua hasta la rodilla, son imprescindibles y lo que se usa habitualmente. Yo lleve unas Chiruca forradas de neopreno. Son baratas y con ellas y un solo par de calcetines térmicos, mantuve mis pies siempre calientes, incluso permaneciendo largo tiempo dentro del agua y nieve. Os aconsejo comprarlas un número más grandes, os permitirán usar si es necesario dos pares de calcetines y se quitan y ponen con mayor facilidad.
Si solo vas a cazar en el llano, no son necesarias las botas de piel. Lleva unos zapatos, que te permitan un corto paseo en la nieve, hasta el árbol que decidas usar como W.C. en ese momento, si estas alojado en una tienda de campaña, o para dar una vuelta por los alrededores, si estas en el lodge.
Si vas a cazar en montaña, lleva además unas buenas botas con gore-tex.
Lleve dos pares de guantes, unos para temperaturas extremas y otros finos marca Quechua que además de muy baratos, resultaron muy cálidos y cómodos, tanto, que no use durante toda mi estancia los gruesos.



Al llegar a Smithers, debemos dejar la maleta, pues en la avioneta, solo podemos cargar la mochila y el rifle. Para tan voluminoso equipaje, necesitas una mochila grande, ligera y resistente. La encontré mas fácilmente de lo que esperaba y fabricada en Euskadi, una Columbus de 55 lts. Magnifica relación calidad/precio y muy cómoda. No es cara y causo envidia entre los guías.



El listado de equipo necesario, te lo mandaremos detallado antes de la partida.

Aeropuerto de destino
Tengo que llegar a Smithers, donde tomaremos un vuelo chárter. Para ello, vuelo desde Barcelona-Frankfurt-Vancouver-Smithers.
Pasaré el control de armas en el primer aeropuerto canadiense que pise, Vancouver. Donde me reuniré con Andrzej.
No se pueden introducir en el país embutidos ni otros productos de procedencia animal. Los canadienses, son muy estrictos en esta cuestión y la multa, si te lo encuentran es de 1.200$

30/9/2014
Esta noche, he dormido en casa de mi amigo Joan, para poder estar a las 5 a.m. en el aeropuerto de Barcelona, con tiempo de sobras para pasar el control de armas y despachar el equipaje. Como de costumbre, en la intervención de armas de este aeropuerto, te facilitan las cosas y me permiten poner la caja de la munición en la maleta, ahorrando así el cargo por un tercer bulto.
Voy a despachar al mostrador de Lufthansa y me comunican que el vuelo Frankfurt/Vancouver ha sido anulado, por estar los pilotos de esta compañía en huelga. Me dirijo a la oficina de Lufthansa y me cambian los vuelos. Ahora, volare Barcelona/Toronto/Vancouver/Smithers con Air Canadá. La consecuencia, es que llegare a Smithers a las 9, 30 a.m. de mañana en lugar de esta tarde. Aviso a Andrzej de esta circunstancia y a mi hijo, para que mande un mail al outfitter, comunicando el cambio de horario para el chárter de mañana desde Smithers hasta el campamento.
Llego a Toronto a las 22 h, pero debido al cambio horario, vuelven a ser las 16 h. Tengo solo dos horas para tomar el avión hacia Vancouver. Puede parecer mucho tiempo, pero viajando con armas, los enlaces deben ser de tres horas mínimo. Una vez pasado el control de pasaportes, recojo el rifle en la zona de equipajes fuera de medida. Allí está sin ningún tipo de control de seguridad. La maleta, pese a llevar la cinta identificativa de armas y munición ZZZZZZ, sale en la cinta con todas las demás. Los canadienses, se toman el tema de las armas con mucha más naturalidad que en Europa, por no mencionar EEUU.
Paso sin problema el control de armas en la policía, previo pago de los preceptivos 25 $ de impuestos.
Llego justo a tiempo para tomar el vuelo a Vancouver, a base de darme unas carreras por este gran aeropuerto de Toronto.
A las 20 hora local, llegamos el rifle y yo a Vancouver. La maleta, se ha quedado en Toronto. Air Canadá, me paga la estancia en el magnífico hotel del aeropuerto y la manutención. La maleta, llega en un vuelo nocturno y me es entregada en el hotel inmediatamente.

1/10/2014
Tomo el vuelo a Smithers sin novedad. Se trata de un pequeño bimotor semejante a un autobús. En dos horas, estamos en el minúsculo aeropuerto de esta población, donde me recoge Andrzej en el autobús del hotel. En el mismo, nos dirigimos a un lago distante 10 km del pueblo. Durante el trayecto, vemos barnaclas canadienses pastando.




A las 10, 30h ameriza una avioneta Cessna que viene a recogernos. Durante el vuelo, que está previsto dure 2 horas, el tiempo, que en Smithers era soleado, cambia y la visibilidad empeora debido a una tormenta de nieve. Como estos aparatos, vuelan viendo el suelo, nos vemos obligados a amerizar en uno de los millones de lagos que hay en Canadá. Tras dos largas horas de espera y cuando tememos que habrá que pasar la noche en la avioneta, el tiempo comienza a mejorar de nuevo. Navegamos hacia unas cabañas de cazadores que el piloto conoce y en el embarcadero de las mismas, quitamos la nieve acumulada en las alas.





Me gusta mucho la seguridad que hay en Canadá. Las cabañas, están equipadas con todo lo necesario, incluyendo ropa, leña, combustible, motores fuera-borda, etc. y están abiertas por si alguien se ve en un aprieto. Increíblemente, nadie toca nada.
Despegamos y tras media hora de vuelo, llegamos al lodge. Allí, la actividad, es frenética. Hay dos avionetas mas moviendo cazadores y equipo bajo las órdenes de O, nuestra outfitter en BC. Se nota que conoce su trabajo y todo el numeroso staff obedece sus órdenes a la carrera.
Me dan tiempo para probar el rifle y tomo una avioneta con el guía que me corresponde y todo el equipo. Volamos 24 millas y amerizamos en un lago donde hace 4 años que no cazan. Montamos la tienda de campaña, hacemos fuego y cenamos un poco de embutido. Por ley, debemos esperar a mañana para comenzar a cazar. Deben transcurrir un mínimo de 6 horas entre el vuelo y el inicio de la cacería.



La primera noche, es bastante fría, pero dentro del saco de dormir tipo "momia" se duerme caliente.

2/10/2014
Madrugamos y amaneciendo, salimos a cazar. Rodeamos el lago y llegando al otro extremo, vemos en una zona pantanosa que rodea el rio que atraviesa el lago, varios alces. Nos acercamos y las hembras nos descubren. "Georgia"' el guía, abre los brazos como rindiéndose y avanza tambaleante. Las precavidas hembras, lo toman por un macho y se tranquilizan. Nos sentamos a observar y vemos que hay un macho joven que intenta acercarse a dos hembras y un macho bastante mayor que se lo impide. Mientras valoramos el macho grande, oigo romper monte a mi izquierda y aparece un tercer macho retando al propietario del harén.



Mejoramos nuestra posición y vemos que el macho grande, es un buen trofeo. Decido tirarlo, de esta forma, habrá más tiempo para intentar el lobo.



Cuando estoy apuntando a 185 mts, el animal se acuesta. Avanzamos haciendo el guía el "alce" con los brazos abiertos y las hembras se acuestan también.
Llegamos a la orilla del rio y esperamos a que el macho se levante. Cuando se atraviesa, le disparo al codillo a 100 mts y avanza 6 mts. parándose delante de la hembra, espero que esta se mueva y le disparo de nuevo, esta vez a la paleta, cayendo desplomado.
La alegría, es inmensa, pero debemos ir al campamento a buscar un bote para atravesar el rio.



Hacemos fotos como para una boda y mediante el teléfono vía satélite que llevan todos los guías, comunicamos a O. la buena noticia.
La punta Hornady DGX de 300 grs ha trabajado bien, pese a fragmentarse, ambos disparos han atravesado al animal.
Procedemos a despellejar el trofeo y me sorprende lo gruesa y dura que es la piel de estos bichos. El trabajo, es agotador, pues se aprovecha toda su magnífica carne. Podría dejar que lo hiciera todo el guía, pero no va con mi forma de ser. Estoy realmente cansado y cuando llevamos más de medio animal procesado, mi concentración baja y en un descuido, afilando mi cuchillo, me corto en la mano izquierda. Dejamos el medio alce que queda y nos vamos con el otro medio en el bote al campamento, donde el guía me hace una cura de urgencia.
Durante la noche, oímos a los lobos rondando el campamento y el guía me pide que cargue el rifle.

3/10/2014
Nos levantamos ya amanecido y vamos a por el resto del alce. Durante la travesía del lago, vemos en la orilla izquierda un gran alce, igual o mejor que el mío.



El paisaje, es tan bello e intacto, que es imposible describirlo. Con los 5 cm de nieve caída esta noche, se ha puesto más bonito si cabe.
De vuelta en el campamento, comemos un poco y dormimos una merecida siesta. A las 17h, oímos una avioneta que viene a buscarme. Recojo los trastos y me monto rápidamente para aprovechar la luz que le queda al día para regresar al lodge. "Georgia", el guía, se queda para terminar de procesar la carne y buscar con los prismáticos mas alces y mountain goats para los otros cazadores.
La zona de caza, es enorme. Se trata de un gran valle enclavado entre montañas nevadas y con buena densidad de animales. Aquí le llaman el Serengueti canadiense.



El lodge, es cómodo y cálido. Las vistas desde el mismo son de postal. No esperes el lujo y las instalaciones de un lodge sudafricano o namibio, pero si estarás cómodo y la comida es buena. El baño es completo con W.C. y ducha.






4/10/2014
O. va a pedir para mí una licencia de pesca, en el rio que hay junto al lodge, hay varios tipos de truchas (arco-iris, de lago, etc.)
Hoy me han curado el corte de la mano con pegamento instantáneo. Es una práctica habitual en zonas tan remotas, donde no hay un médico para poner unos puntos de sutura. Realmente, la herida se ha cerrado inmediatamente.
Vía Internet, a media tarde, tengo la licencia de pesca. Enseguida me pongo manos a la obra y en el primer lance desde el pontón donde atracan las avionetas, consigo una bonita arco-iris de 1/2 kg. Esto es coser y cantar pienso!!! Sigo pescando y pierdo cuatro peces mas, uno de ellos enorme. Me fijo en el anzuelo y tiene la muerte rota. Corro a pedirle a O. otro anzuelo y me dice que la muerte, se la ha cortado ella, porque por ley no se pueden emplear anzuelos que la tengan entera. Me asombra la forma de ser de los canadienses, estamos a 100 millas de la carretera más cercana y sin ningún tipo de vecindario y sin embargo, para permitirme pescar, gastan dinero en una licencia y le quitan efectividad al anzuelo para cumplir la ley.

5/10/2014
Esta mañana, las truchas no toman el cebo. He visto en dos ocasiones como una buena arco-iris lo sigue, pero no han mordido. Ha comenzado a llover y he tenido que abandonar.
Después de almorzar y de la reglamentaria siesta, he vuelto al rio aproximadamente a la hora de ayer. He puesto una cucharilla grande blanca y azul y al primer intento, veo como una enorme trucha toro (bull trout) toma el engaño. La clavo y me digo a mi mismo, no te precipites y cánsala. Así lo hago y cuando le saco la cabeza del agua, creo que ya es mía, debe pesar 6-7 kg, la acerco al embarcadero y al cogerla por la cabeza con la mano izquierda, rompe el sedal y se escapa. La línea, está muy gastada, corro al lodge y le pido a O. una nueva, tras cambiarla, regreso a pescar. Veo dos truchas toro mas, una siguiendo el engaño y otra que lo muerde pero no se clava. Mañana lo volveré a intentar.
Ha llamado el guía que caza con Andrzej, para comunicar que este ha cazado un caribú de montaña. Me alegro mucho por él.




6/10/2014
Lista de especies cazables en la zona:
Especie Mejor época Tasa de éxito
Carnero de Stone 1 Agosto/15 Septiembre 80%
Mountain goat 1/20 Septiembre 90%
Caribú de montaña 25 Septiembre / 25 Octubre 80%
Grizzli 5/15 Septiembrte 80%
Alce 25 Septiembre / 25 Octubre 90%
Lobo Toda la temporada 15%
La tasa de éxito de abates de lobo, es muy baja pese a la abundancia de los mismos. El motivo, es que solo disparan a los lobos que ven casualmente durante la cacería. Algo casi tan difícil, como que te toque la lotería. Le sugiero a O. que ponga unos cebaderos a 2 km del lodge para hacer esperas al anochecer. No le parece mala idea.
Madrugo para probar si hay más actividad en el rio a primera hora. Amaneciendo, ya estoy probando los diferentes engaños. No acuden a ninguno, creo que la temperatura del agua es tan fría a esta hora, que los peces permanecen inactivos. El segundo inconveniente, es que se forma hielo en las anillas de la caña y el sedal no corre.
Después de desayunar, vuelvo al rio. Tras unos pocos lances con cucharilla fallidos, llega al embarcadero N. el esposo de O. que va a tomar su avioneta. Me comenta que el anzuelo que uso es demasiado grande y que el pescado esta debajo del pontón. No hace falta que me explique mas. Pongo una plomada y un anzuelo y usando como cebo carne de alce, consigo un pez tan pronto el cebo llega al fondo. En poco más de dos horas, consigo hacerme con diez artic grayling, que son unos peces semejantes a una trucha, con la aleta dorsal muy larga y de un promedio de peso de 250 grs. He perdido una preciosa trucha arco-iris que ha luchado como la mejor, saltando fuera del agua, intentando meterse debajo del pontón y tirando como una campeona. Le calculo 1 kg de peso.
Por la tarde, vuelvo al rio, ahora sé dónde están los peces y como atraparlos. Usando carne como cebo, consigo cinco jóvenes arco-iris que libero y cinco artic grayling, uno de los cuales conservo por ser de gran tamaño. Mas tarde, pruebo con cucharilla y capturo y libero una arco-iris y un grayling. Por último, pruebo a pescar con vinilo, cosa que no he hecho nunca y capturo dos grayling más.
He disfrutado mucho pescando, hacía muchos años que no practicaba y la jornada de hoy, me recuerda cuando siendo un niño, me pasaba días enteros pescando en el pantalán de las salinas de la Trinidad.





Hoy hemos visto desde el lodge un alce macho por la mañana cruzando el rio y dos machos, uno de los cuales era un buen trofeo, por la tarde haciendo lo mismo y en el mismo lugar.
Andrzej ha visto dos alces pero no ha podido tirarlos. Espero que mi amigo consiga tan preciado trofeo.
Hoy cenamos artic grayling. Pese a tratarse de un pez de rio, es sabroso y de carne dura. Somos 10 cenando y todavía sobra pescado. Tendré que frenar mis ansias predadoras!!!

7/10/2014
La temperatura amaneciendo es de -3ºC. Espero a que caliente el sol y voy al rio. En uno de los primeros lances, capturo y libero un gran artic grayling, mas tarde una bonita arco-iris de 250 grs. Los peces dejan de picar y trato de usando la arco-iris como cebo, capturar alguna bull trout, pero tampoco estas se dejan ver. Termino liberando al cebo y regreso al lodge.
Andrzej ha disparado, pero lamentablemente fallado, un lobo. Esperemos mejores noticias.
Las buenas noticias, llegan al mediodía. Andrzej ha cazado su alce de un disparo larguísimo. Estoy impaciente por conocer los detalles del lance.
Por la tarde, vuelvo a mi tarea. Consigo sacar cinco artic grayling, uno de los cuales libero. De los otros cuatro, dos pesan medio kilo cada uno.
En el lodge, hay un señor austriaco llamado Alfred, que ha ido a cazar alce cuatro veces. Antes, ha estado en Prince George dos veces y otra en la península de Labrador. Ahora se ha decidido por este destino, porque conoce la calidad del mismo. De momento, ya ha visto un macho, cosa que no había conseguido hasta ahora. Deseo que tenga suerte y cobre su trofeo. Se lo merece.
Un poco antes de cenar, llega Andrzej con una sonrisa que lo dice todo. Ha cazado el alce a 634 mts con un 300 WM. Lo vieron al otro lado del valle, se dirigía hacia una hembra que estaba a más de un kilómetro de distancia. Salieron a paso ligero a cortar su trayectoria. Cuando llegaron a su altura, no tenían posibilidad de acercarse más, porque el animal llevaba prisa y ha disparado tres veces, alcanzándolo en todas. No han podido aprovechar la carne, entre los disparos y las heridas consecuencia de la lucha con otro macho, estaba totalmente ensangrentada.



Mas tarde, ha visto dos lobos, uno negro y otro gris junto a los restos del alce. Uno de los lobos, es probablemente el que vio ayer. Ha disparado a ambos, pero no ha tenido suerte. Por increíble que parezca, ha vuelto a ver ambos animales en el mismo lugar cinco horas después.

8/10/2014
Esta mañana, el termómetro, marca -9ºC y consecuencia de ello, la tubería del agua se ha helado. A las 9 h, Andrzej y yo hemos bajado al rio, pero los peces no toman el cebo, el agua está demasiado fría.
Albert, otro austriaco que ha llegado en el mismo turno de cazadores, ha conseguido su mountain goat. Cuando caliente el sol y se haya desprendido el hielo de las alas de la avioneta, llevaran a Andrzej a intentar la suya y traerán al primero.
Jimmy, el guía que cazo el alce con Andrzej, acompañando a Alfred, el señor de los cuatro intentos de cazar alce, ha visitado los restos del alce de Andrzej. Allí estaba la pareja de lobos. Ha invitado a Alfred a disparar, pero a este le ha parecido que estaban demasiado lejos. Lo ha hecho él, alcanzando a uno. Poco después, Alfred ha conseguido su ansiado alce. Me he alegrado mucho por él.
Alrededor del lodge, vive una ardilla descarada que entra por el tejado, se dirige a la cocina y roe pasteles. O. la amenaza y ella, sale corriendo. Pero al día siguiente, vuelve a las andadas. Es curioso cómo somos los humanos, a una ardilla, nos limitamos a gritarle para que se marche, a una rata, le pondríamos veneno. Lo único que las diferencia, es la cola, peluda en un caso y pelada en el otro!!!



O. me ha dicho que no traiga mas pescado. Me dedico pues durante poco más de una hora, a hacer lanzados con la cucharilla mas grande de las que dispongo, para intentar atrapar una bull trout. He tenido una picada sin clavar y he visto un gran pez siguiendo el engaño, pero creo que era una arco-iris.

9/10/20114
Este campamento, tiene capacidad (guías, avionetas, cabañas, etc.) para alojar siete cazadores a la vez, con alta posibilidad de éxito para todos ellos en la caza del alce, durante el celo del mismo.
Esta noche, ha llovido y amanece nuboso y frio. He bajado al rio, pero parece que hubieran desaparecido los peces. He encontrado el rastro de un alce grande de esta madrugada, a escasos 20 mts del lodge.
El nuestro, es el último grupo de cazadores. Entre otros motivos, porque en unos días, comenzaran a helarse los lagos, imposibilitando así los desplazamientos en hidroavión, que como recordareis, es el único medio de transporte aquí. Pero si tu objetivo, es la caza del alce, es el que mayores posibilidades de éxito ofrece.
Andrzej ha regresado de la caza de la mountain goat. Las condiciones climáticas han hecho imposible tan siquiera intentar el rececho. Han visto un macho y una hembra con su cría, pero el acercarse, implicaba demasiado peligro debido a la nieve. Además, es realmente difícil, descubrir un animal totalmente blanco en la montaña nevada. Para tener éxito con este trofeo, hay que ir en Septiembre.
Mañana, volamos en avioneta hacia Smithers y si todo va bien y los pilotos de Lufthansa no hacen huelga, pasado mañana podré abrazar a mi esposa.

10/10/2014
El vuelo hasta Smithers, se alargó debido a las condiciones meteorológicas. Salimos lloviendo y tuvimos que rodear las nubes para tener visibilidad suficiente, pero llegamos sanos y salvos.
En el hotel, coincidimos con William D. Hober, presidente (y propietario) de Swift bullet company (compañía que fabrica las magníficas balas Swift A Frame y Swift Sirocco) que volvía de cazar una mountain goat. El tema de conversación, obviamente, giro en torno a las puntas de caza y sus efectos. Nos comentó, que están trabajando y ensayando con caza real (vimos las fotos) una nueva punta para caza de los grandes (elefante, búfalo, etc.)
En Vancouver, me despedí de mi amigo Andrzej hasta el mes que viene, cuando iremos a cazar sendos arruí en España.
Como los pilotos de Lufthansa, no estaban en huelga, el viaje de vuelta, transcurrió con puntualidad germana.
Por último, dejadme insistir una vez más, en el detalle más importante a la hora de elegir con quién cazar en Canadá: Como allí, no se devuelve tasa de abate alguna, aunque no hayas visto siquiera al animal, es mucho más importante la tasa de éxito que el precio. Hay ofertas que a primera vista, parecen baratas, pero no hablan de los pocos trofeos que consiguen. Gastar un montón de dinero para volver sin haber siquiera visto al animal y encima disgustado, es carísimo. Os lo digo por propia experiencia, estuve en contacto con un outfitter canadiense, que me ofreció alces a muy buen precio. Afortunadamente, este outfitter, es tan sinvergüenza, que por ahorrarse mi comisión y aprovechando mi buena fe, terminó vendiendo directamente la cacería a unos clientes míos. La cacería, fue un timo, de todo el grupo, solo uno de ellos (el que contrató la cacería para todos) volvió con un alce menos que mediocre. Yo me libré de tener que responder ante los clientes, gracias a esta jugarreta que me hicieron.
British Columbia, octubre de 2.014
Carlos Mas

Lista de Relatos