De cazador para cazadores

VII - Yo lo que queria era andar ...

Y lo conseguí. Vaya si lo conseguí. 

Era nuestro segundo viaje a África. El año pasado estuvimos Leo y Yo en Sudáfrica y lo pasamos muy bien, disparamos a muchos animales y el resultado fue muy positivo, pero la forma de cazar NO me resultaba demasiado convincente. Demasiado coche... Es verdad que Yo estaba un poco tocado, tengo hernia discal, lo comuniqué a la Orgánica y me trataron como a un Rey, pero a mí me gusta "pelearme" con los animales, sufrir cada lance y por supuesto obtener los mejores trofeos...

A través de Internet contacté con varios organizadores de Safaris, mandé mensajes a muchos de los que se anuncian en las revistas. Me fueron contestando, unos me decían que eran los mejores, otros que los otros eran los peores, en fin, solo dos me preguntaron qué animales eran los que más me interesaban. El primero de ellos ante mi respuesta de que mi primera preferencia era el BUFALO, ya se descartó. Me dijo que no me lo garantizaba... Y que me iba a salir por un ojo de la cara... Al mismo tiempo me había contestado también Carlos Mas, de WWW.CMSAFARIS.INFO,  Qué hombre más simpático y agradable. Y lo más importante... llamaba al pan, pan y al vino, vino...

Descarté todos los demás contactos y me centré en Carlos. Cada vez me alegro más de haberlo hecho, porque el Safari fue, si cabe, aún mejor de lo que Yo esperaba.

Anduvimos todo el verano de contactos vía mensajes, y teléfono... Y por fin llegó el momento de dejar España y volar hasta... Bulawayo? ¿Dónde está Bulawayo? En Zimbabwe, paleto!!, Ah bueno, perdona...!!

Salimos de Barajas y tras un vuelo casi perfecto, llegamos a Juanesburgo, tuvimos que hacer una espera de unas horas y embarcamos hacia Bulawayo. A nuestra llegada nos esperaba Heath, el " Porfessional Hunter" (el que sabe de bichos...) y después de un pequeño percance en la aduana con motivo de una navaja que llevaba en el maletín del rifle, la cual tuve que dejar " en prenda" para que me dejaran entrar en el País, nos dirigimos al Lodge (Campamento). Llegamos ya casi anocheciendo, por lo que no pudimos disfrutar del mismo. La finca se llama SONDELANI. Un paraiso. Teníamos hasta un par de Leonas con 10 meses, que nos amenizaban los desayunos y las cenas con sus juegos y sus gracias... A Leo le hicieron un perfecto agujero en la bota...

Y después de la primera noche en Zimbabwe llegó nuestro primer día de verdadera caza. Nos levantamos a las 5,30 de la mañana, desayunamos y nos montamos en uno de los vehículos que tienen preparados para iniciar la búsqueda del BUFALO.

Después de todo el día de ver un sinfín de animales, desde Jirafas, que por cierto las hay en cantidad, pasando por Cebras, Ñues, Cobos Acuáticos, muchos, pero que muchos Impalas, algún Facochero ( no disparable )... Y a las 5,30 de la tarde topamos con una manada de BUFALOS. Como era muy tarde, decidimos investigar y escudriñar uno a uno para estar seguros de que había uno de los que entraban en mis planes...Y efectivamente, encontramos uno bastante bueno, viejo, con un buen BOS, que así se llama el casco que tienen estos bichejos, calculamos que sobre 35"...Como ya estaba muy cercana la noche decidimos NO disparar y volver a la mañana siguiente muy temprano e intentar abatir el que ya llevaba marcado mi nombre en el BOSS...

Son las 5 de la mañana, no he dormido nada, Leo tampoco... Nos levantamos, nos vestimos, y nos fuimos al encuentro de Heath y Dug. Tomamos un café bebido y nos montamos en el 4X4. Llegamos al lugar donde habíamos dejado la manada el día anterior. Localizamos las huellas. Leo se quedó en el coche y nosotros cargamos los rifles y comenzamos el rececho.

Llegamos a la manada y elegimos al que tenía que disparar, pero no se paraban. Andaban y andaban y no se paraban, Heath comentó que podían ir a beber agua, después de toda la noche comiendo. Y pensando en eso, decidimos dar un rodeo y adelantarnos hasta un aguadero cercano. No andábamos, volábamos literalmente, para llegar antes que ellos y tomar posiciones. Pero cuando llegamos a las inmediaciones de la charca, "MI BUFALO" ya había bebido y se alejaba del bebedero... "¡¡ SHOT, SHOT...!!" me dijo Heath despacito al oído. Me preparé, puse mi arma sobre el bípode, el animal se alejaba, estaba a unos 180 metros, un tiro relativamente " fácil", debido al enorme tamaño de este animal, pero en el último momento, cuando ya estaba "templando" el gatillo, se giró hacia la izquierda. Disparé, el BUFALO pegó un salto y me dijo Heath que le había pegado, pero que NO nos moviéramos de allí, que esperaríamos unos 10 minutos y ver que pasaba, que estos bichos son muy traicioneros y es mejor esperar. Yo estaba hasta ese momento muy tranquilo, siempre me pasa, estoy tranquilo hasta después del disparo, cuando ya han pasado 5 ó 10 minutos, y ya veo el resultado del disparo, entonces me subo por las paredes... Le dije a Dug que hiciera el favor de tomar estos lances con mi cámara de video, a lo que Él accedió muy gustoso."Parece que NO ha sido un buen disparo... Se ha girado y puede que solo sea un roce..." Fuimos hasta el lugar donde le había disparado y pensamos que para cerciorarnos de esto, podíamos ver la grabación en la cámara.

Efectivamente, se había girado un poco a la izquierda, y pesamos lo peor, lo cual pudimos después confirmar. Pero en ese momento que estábamos mirando los rastros de sangre, escuché un tropel que se dirigía hacia nosotros..." ¡¡ El BUFALO, que viene EL BUFALO... !!", me dispuse a sacudirle un tirascazo según venia, pero Heath me agarró del brazo y me dijo: " RUN, TONI, RUN, RUN...!!!!...( A CORRER, COÑOS, A CORRER!!!)

Corrimos hasta que mi cuerpo dijo BASTA. Nos paramos en un pequeño claro del "monte" y nos dispusimos de tal manera que los 4 rifles miraban cada uno hacia un punto cardinal, y los tres pisteros que nos acompañaban, en el centro de esa cruz hecha por nosotros, por si al "amigo" se le ocurría hacer una de las suyas, que por cierto me dijo Heath que era muy normal que atacaran dando un rodeo y nunca sabes por donde pueden venir. Transcurridos unos 15 minutos y después de comprobar que aquella "Locomotora" no venía, decidimos volver hasta el punto donde le había disparado, comprobando que hasta allí mismo había llegado en su ataque, estuvo parado unos minutos, porque había un pequeño charco de sangre...Lo cual nos dejó bastante preocupados, y pensamos que efectivamente la herida podía no ser de muerte. Además el color de la sangre, según Heath, pertenecía a una herida muy superficial...

Y comenzamos la búsqueda...

Llegábamos a la manada e intentábamos descubrir al herido, pero como pasa siempre, la naturaleza es muy sabia y comprobamos que la manada al completo lo protegía. Siempre estaban rodeándolo varias hembras y algunos pequeños, incluso algún macho también permanecía a su lado.

Fueron varias las veces que llegamos hasta ellos, y siempre lo mismo, hasta que Heath ideó un plan... Vamos a hacer una "entrada" en ABANICO y el primero que lo distinga que le dispare..." Se habían hecho ya las 17 horas y la noche estaba muy cercana. Iniciamos la entrada... Podía ser la última oportunidad... De repente se escuchó un disparo, PAM !!... Provenía de la zona por la que entraba Heath... A renglón seguido un fuerte tropel que venia hacia nosotros, y PAM!! Otro disparo... El tropel se escucha cada vez más cerca... Hasta que de repente lo vi... Venía directo a mí... Heath le volvió a disparar, Dug hizo lo mismo, hasta Yo mismo le pude disparar, y al final Dug, le propinó el tiro de gracia, ya a unos 25 metros... En pleno BOSS... Cayó rendido a nuestros pies... No sabemos si del peso del plomo que llevaba dentro de su maltrecho cuerpo o por la efectividad de nuestros disparos. El caso es que estamos esperando que llegue a Barajas...

Al día siguiente el dueño de la finca me encargó que le matara unos impalas para dar de comer a unos leones que tenían de mascotas, pero era tal mi estado de nervios después de lo que nos pasó el día anterior, que no tuve colines a dar a ninguno, creo que fueron 9 los impalas que fallé... Aunque al final fui capaz de llevarle al Lodge (Campamento, en inglish) 3 bellos ejemplares.

Después nos preparamos para enfrentarnos al ELAND, pero esa es otra historia...

 GRACIAS... CARLOS... GRACIAS...

 

   


  


Lista de Relatos