De cazador para cazadores

Un Scout en África



Recibo un mensaje de nuestro outfitter en Sudáfrica, mi hija Sandra:
“Tengo 18 personas a primeros de agosto, te necesito aquí.”
No tenía previsto este viaje, pero gracias a la buena disposición de mi esposa e hijo, puedo organizarlo todo para marchar un par de semanas.

Tras las dos semanas de trabajo, aprovecharé para cazar un par de días para mí. Desde mi anterior viaje, hace de esto un año, tengo la ilusión de cazar dos animales que nunca he podido añadir a mi colección, el serval cat y el mountain reedbuck.
Para este tamaño de animales, considero un calibre muy adecuado el 222. Si se trata de animales de piel fina como el primero, es necesario usar una munición que no expanda para evitar grandes destrozos en su preciosa piel. Para el segundo, una soft point hará el trabajo.
Tengo encargado un cañón en dicho calibre para mi BX11, pero no está prevista su entrega hasta octubre. Me pongo en contacto con Iñaki, responsable del servicio de atención al cliente y SAT de Bergara.
“Tu cañón, todavía no está listo. ¿Porqué no te llevas un Scout y lo pruebas?”
No he tenido nunca un monotiro, pero como me gustan mucho las armas de caza, acepto encantado.
“¿Cómo lo quieres, pavonado o inoxidable?”
Opto por el segundo, me parece lo más adecuado para la caza internacional, cuando no sabes con qué condiciones climáticas vas a encontrarte.


Cuando recibo el rifle, me sorprende agradablemente. El cañón, bastante grueso, es fluteado. La culata y puntal, sintéticos que imitan madera, tienen un tacto muy agradable, diferente de otros de plástico que recuerdan al de una botella de agua mineral.
Pese a que su cañón tiene 50 cm., como la acción es tan corta, el rifle solo mide 89 cm. Cabe en la maleta de mi BX11 sin desmontar. Es muy compacto y ergonómico y su manejo, resulta intuitivo, pues el mecanismo de apertura y de armado del disparador están muy acertadamente posicionados.
Todos cuanto lo ven, coinciden en lo mismo, resulta más bonito que en foto.
Mi hija Sandra lo define como “una herramienta de trabajo” y los profesionales sudafricanos que lo probaron, exclamaron todos la misma frase, “yo quiero uno”. El que sea sintético e inoxidable, unido a que su mecanismo es tan sencillo que resulta muy difícil que se estropee, hacen de él un auxiliar ideal para el profesional de caza.

Le instalo un visor Leupold 6’5-20x42 y pruebo varias municiones. Finalmente, opto por la Rémington soft point de 50 grs. como punta blanda, que agrupa en 1 cm. A 100 m. y las Sierra y Barnes match, como punta dura, con las que agrupa en 3 cm. A 100 m.
Estoy convencido que con tiempo y más pruebas, viendo los magníficos resultados de la Rémington, conseguiré una mejor agrupación con puntas match, pero para este safari, ya dispongo de precisión suficiente.

Debo confesar que he quedado enamorado de este rifle, es asombroso que siendo tan pequeños tanto el arma como el cartucho, sea capaz de abatir trofeos de la talla de un nyala. Para ampliar todavía más sus posibilidades en la caza, que de momento no son pocas, como demostró este Scout en el safari, sería deseable que en calibre 222, tuviera un estriado más rápido, para que fuera capaz de estabilizar puntas de 62 grs., abriéndose así el abanico de balas a usar (Nosler Partition, Barnes TTSX, Swift Scirocco, etc.)

Bergara lo fabrica en los calibres 222, 243, 270, 7-08, 308, 30-06 y 6,5x57R, siendo su precio realmente asequible.
















31/7/13
Vuelo Barcelona-El Cairo-Johannesburgo. Los funcionarios de Iberia de Barcelona, pese a que los vuelos son de Egypt air, me obligan a sacar el maletín metálico de la munición de dentro de la maleta. Consecuencia de ello, es que llevo tres bultos en lugar de dos y por este motivo, me cobran 140€. Les digo que creo que no tienen razón y que haré una reclamación.
En la puerta de embarque, me espera un responsable de Egypt air diciendo que han cometido un error y que me cobrarán solo 70€ en lugar de los 140 iniciales.
De todas formas, reclamaré, pues AENA dice al respecto:
La facturación de armas será realizada, preferentemente, por el propietario. Si no es así, la persona que facture deberá disponer de licencia o autorización de uso de armas en regla y permiso del propietario para realizar los trámites necesarios. Las armas han de ir en su estuche y las municiones en otro maletín rígido independiente, ambas listas para su inspección por la Guardia Civil.
En ningún momento, dice que una vez revisado por la guardia civil, el maletín rígido independiente de la munición no pueda ir dentro de la maleta y esta identificada con su correspondiente cinta ZZZZ

La escala en El cairo, transcurre sin novedad pese a las preocupantes noticias que nos llegan de Egipto.

1/8/13
Me recoge Antón en el aeropuerto de Johannesburgo. Él es un excelente chef que cuidará de nuestro estómago durante el safari.




Cargamos comida y bebida para alimentar durante 10 días a las 16 personas que componemos el grupo entre nuestros amigos de la familia Armentia y el staff de Carlos Mas Safaris en Sudáfrica. El pick up Toyota, va cargado hasta los topes.
El viaje hasta la finca, cercana a Sun City, dura 3,5 horas de buenas carreteras, excepto el tramo final, que es de firme sin asfaltar.




2/8/13
El lodge, se compone de un edificio central de techo de paja que alberga comedor, estar, cocina y habitaciones y servicios para el staff y varios bungalows, bien de ladrillo, bien tipo tienda de campaña de lujo, todos ellos con baño interior completo.
Desde el edificio central, se domina una charca a donde acuden a beber, kudus, waterbucks, nyalas, impalas, facos, etc.










A primera hora, vamos a probar los rifles. Curiosamente, el visor Leupold, que viajó separado del rifle Scout, se ha descentrado durante el viaje. Debe ser consecuencia de los cambios de presión en el vuelo.




Después del centrado de rifles, nuestros amigos no pierden el tiempo, Juanjo caza un Nyala cerca del lodge de magnífico trofeo e Igor, un ñu azul no menos bueno.








Por la tarde, vamos de espera a una charca. Vemos facos, kudus y cientos, por no decir miles de tórtolas.

3/8/13
La perra de Sandra, cruce de braco y sabueso, con tan solo 7 meses tiene un genio y una pasión por la caza increíbles. El avestruz que acudía al lodge a pedir pan, debe andar ya por Johannesburgo y un nyala que también frecuentaba este paraje, como mínimo, por Brits.







Carrileando, hemos visto bastantes facos, bushpigs y un waterbuck enorme que conocen los profesionales y hasta ahora ha salido indemne de cuantos han intentado conseguir su trofeo.
Juanjo caza un faco mediano e Igor un buen impala. A este segundo, el profesional le ha apodado “un tiro” pues no necesita más para cobrar sus trofeos.
Las mujeres y niños, han estado visitando el parque nacional Pilanesberg, donde han contemplado al natural y durante todo el tiempo que han querido, elefantes, rinocerontes, hipopótamos, etc.

4/8/13
A primera hora, cuando los animales relajan su estado de alerta para alimentarse, Juanjo ha cazado con un disparo frontal, que le ha hecho caer sobre su huella al waterbuck grande. Ha dado 31,5” (clase récord)



Igor por su parte, ha cazado un kudu de 50” muy simétrico y bonito.



Al mediodía, hemos ido a que Juanjo pruebe el 375 H&H que usará mañana para el eland que tiene previsto cazar. He aprovechado para comprobar el Scout. El PH y Juanjo, se han quedado impresionados de lo preciso que es.
Irune, que es fotógrafa profesional, está haciendo un reportaje del safari precioso.

5/8/13
Hemos ido a la finca donde tienen localizado un buen eland para Juanjo. El animal, solo se deja ver al atardecer cuando sale a pastar. El resto del día, lo pasa en lo más espeso del bush, que en esta finca, es tan cerrado, que no ves nada si no sale a algún camino o zona desbrozada.
Juanjo ha disparado a un impala a la carrera, alcanzándolo algo trasero. Hemos pedido la ayuda de un jack-russell terrier que ha dado con él enseguida.
El impala, es un trofeo muy bueno y ancho.




Nos llama la atención a los europeos, que los granjeros blancos sudafricanos porten libremente pistolas en el cinto. Lo cierto, es que en la zona rural, Sudáfrica es mucho más segura que España. Baste como ejemplo que las casas no tienen siquiera contra-ventanas.

6/8/13
Hemos ido por la mañana a una finca de maíz y vacas a esperar facos. Desde el coche, hemos visto bushpigs y Juanjo se ha hecho con un faco mediano que llevaba un tiro de postas viejo.
Por la tarde, vamos a la finca del eland para prepararle una espera. Cuando llegamos, ya está junto a dos machos más pastando. Nos resulta imposible acercarnos a distancia de tiro.

Este nuevo fracaso con el eland, me pone de mal humor. Juanjo me dice que no me preocupe, yo le respondo que cuando no me importen este tipo de situaciones, dejaré este oficio que tanto me gusta.

7/8/13
Hoy cambiamos de área de caza. Vamos hacia las montañas de la zona de Brits.

En la primera finca, muy montañosa y compuesta al 50% de sabana y bush, con unas vistas preciosas, Juanjo dispara a un blesbuck a la carrera a casi
200 m. El animal, cojeando ostensiblemente, se refugia en el grupo. Lo perseguimos durante más de media mañana, pero está alertado y no podemos acabar con él. Dejamos para el encargado de la finca la labor de su cobro.

La segunda finca que visitamos, me recuerda una zona de Aragón que conozco bien. Montañosa y de vegetación rala. Tiene sin embargo una buena población de blesbucks, tsessebes, ñus y elands. Parece imposible que animales tan grandes, puedan esconderse en una zona con tan poco arbolado, pero nos cuesta un buen rato descubrir a los elands. En la manada, compuesta por media docena de ejemplares, destacan dos grandes machos. Juanjo los rececha en una zona de mucha roca donde es difícil caminar. Consigue ponerse a 120 m. de los animales y escogiendo el mejor macho, dispara alcanzándole con el 375H&H. Son necesarios cuatro disparos más para abatir al gran animal que sobrepasa los 800 Kg.







El trofeo, ha caído en un lugar inaccesible para los vehículos. Se impone pues despellejar y despiezar al animal in situ. Pero los profesionales han olvidado traer sus cuchillos de caza. Afortunadamente, Juanjo lleva su pequeña navaja Opinel con la que se hace el trabajo.




Saliendo de la finca y cargados hasta los topes, damos con una manada de blesbucks. Le pido al PH que pare e insto a Imanol que eche pié a tierra e intente cazar un macho. Hay uno de buen trofeo a la izquierda, rápidamente, Imanol toma puntería y dispara haciendo caer fulminado al animal. Es su primera pieza de caza y es difícil decir quién está más contento, si él o su padre Juanjo.




La familia, ha estado con Sandra de compras en Chamaleon Village, el mayor mercadillo de artesanía de toda África, donde puedes encontrar todo tipo de trabajos sobre los más diferentes materiales. En el mismo, es necesario regatear los precios y los vendedores, pueden resultar agobiantes. Si no sois maestros en el arte del regateo, os recomiendo que preguntéis al fondo por Abigail, es una señora de Zimbabwe a la que diciendo que sois amigos de Sandra, os cobrará el precio justo.




8/8/13
Nos desplazamos al área de Modimolle para que Juanjo intente un bushbuck. Salimos anocheciendo y tras un buen rato de búsqueda en una finca repleta de vacas, damos con un buen macho. Lo cerrado de la vegetación, hace que tras el disparo, el animal quede herido. Encontramos sangre pero no conseguimos cobrarlo ni con la ayuda del sabueso de Stefan. Mañana buscaremos con luz de día.

Imanol ha cazado un faco de espera en una charca. A la que hay cerca del lodge, han acudido varios grandes facos.

Sandra lleva a la familia a Sun City, donde visitan una granja de cocodrilos y un poblado tribal, en el que bailan danzas zulúes y degustan una exquisitez africana, gusanos de mopani.

9/8/13
Buscamos con detenimiento el bushbuck herido anoche. Al principio del rastro, daba mucha sangre, pero esta se va haciendo más escasa a medida que se aleja del lugar del disparo. Finalmente, perdemos el rastro y debemos desistir. Estaremos atentos a los buitres para intentar cobrar al menos el cráneo del trofeo.

Regresamos a reunirnos con el grueso del grupo en Dwaalbom. Hoy han estado en un rancho de leones y han interaccionado con estos, paseando con ellos, dando biberón a los pequeños, etc.

10/8/13
Salgo con Juanjo a por facos, cazaremos en una concesión que tenemos en exclusiva y dónde apenas se caza.
El día, amanece ligeramente frío y los facos lo acusan quedándose en sus refugios. Son extremadamente frioleros.
Lorenz el PH, debe ir a la ciudad para preparar el papeleo del siguiente safari. Me quedo pues a solas con Juanjo de espera en una charca y preparamos rápidamente una pantalla que nos oculta. Para sentarnos, un bidón de plástico abierto por la mitad hará el papel de silla.
Durante la mañana, acuden kudus, elands y cebras. No hay mucha actividad de facos debido al fresco, solo entran dos machos jóvenes juntos a los que Juanjo respeta y una hembra que cruza a nuestra espalda y nos ventea rápidamente.
Una tortuga aprovecha el lodo de la orilla de la charca para realizar su puesta. Algo llama mi atención en el agua, es un saurio, puede tratarse de un lagarto monitor acuático o de un pequeño cocodrilo.
A mediodía, comienza a calentar el sol y con ello, el movimiento de los facos. Sobre las 4 de la tarde, oigo ruido a nuestra izquierda, pasan unos minutos y veo un faco con una cabeza descomunal. Se lo advierto a Juanjo y rápidamente apunta, “a ese no, que es la hembra, espera que está tapado, ahora viene, prepárate” cuando el macho se descubre, luce unos colmillos enormes. Juanjo dispara y al impacto, el faco cae al agua, nada un poco y sale corriendo. Son necesarios tres disparos más. Es un trofeo maravilloso de 13,5” Sin duda el faco de su vida. El saurio, acude rápidamente a la sangre que el faco ha dejado en el agua.




Más tarde, entra otro macho a beber y Juanjo lo fulmina de un tiro en la cabeza. Por último, sobre las 5, entran tres hembras sin crías y se hace con la mayor, que corre unos 50 m antes de caer muerta.

En el campamento, han visto acudir a la charca bastantes facos, tres de ellos machos de buen trofeo.

11/8/13
Llevamos a la familia Armentia al aeropuerto. Cerca de Pretoria, visitamos Cullinan, la mayor mina de diamantes del mundo. Las mujeres, se dirigen directamente a la tienda, donde se pueden adquirir diamantes desde 40 hasta 21.000€, dependiendo del tamaño, pureza y color. Me llaman especialmente la atención los diamantes negros, que no había visto nunca.




Después de depositar a nuestros amigos en el mostrador de facturación de equipajes, nos vamos a casa de Sandra, en Modimolle.

12/8/13
Por la mañana, vamos con Sandra a entregar los trofeos de los Armentia en la taxidermia. El propietario, nos dice que felicitemos de su parte a nuestros clientes, por la gran calidad de los trofeos obtenidos.

Después del almuerzo, vamos a una zona montañosa abierta, donde el granjero ve cada tarde un grupo de mountain reedbucks.




Nos instalamos en una montaña quemada a donde los animales acuden a comer la hierba fresca que está rebrotando. Sandra, Stefan y yo gemeleamos durante casi una hora sin descubrir nada. Bajamos el cerro y tomamos el coche para ir a revisar la montaña de enfrente. Durante el trayecto, veo un animal corriendo por la abrupta pendiente de nuestra izquierda. “Para, paraaa” nos bajamos rápidamente y me apoyo tratando de descubrir en el visor cual de los animales que huyen es el macho. Sandra y Stefan usan sus prismáticos y rápidamente me indican dónde se encuentra. Los animales están en movimiento, hay una hembra en cabeza, el macho a continuación y una cría que está apunto de interponerse delante del trofeo y me impedirá disparar. Ahora o nunca, disparo a 172 m y veo por el visor como el animal cae fulminado. Es un trofeo que roza Rowland Ward.
Siento mucha satisfacción, por el buen disparo, por haberlo cazado en abierto, por la efectividad de tan pequeño cartucho y por el comportamiento del rifle, que no se re-eleva en absoluto. Este último detalle, es más importante de lo que parece, pues cuando cazas en solitario y disparas a una pieza, puedes ver por el visor si la has alcanzado o no por su reacción al disparo. Cuántas veces, nos quedamos con la duda y se pierden trofeos que no apreciamos haberlos alcanzado.




Cenamos y a continuación, nos dirigimos a los campos de maíz en busca del serval cat. Lo primero que vemos, es un chacal sentado a más de 100 m. Le disparo bien apoyado y me sorprende ver el vuelo del proyectil en forma de punto incandescente y cómo alcanza al cánido. Solo había visto este fenómeno en vídeos de caza nocturna. Tras más de 40 años de caza, el Scout me enseña que es posible ver la trayectoria del proyectil de noche. Creo que también es debido a que no se re-eleva.
Compruebo que gracias al uso de la munición target, el destrozo en la piel del animal no es muy importante.

Seguimos cazando y vemos bastantes puerco-espines y muchos duikers y steenbucks.
Finalmente, Stefan descubre un enorme serval cat en el maíz. El animal, trata de esconderse, pero Sandra y stefan conocen su oficio y me lo ponen a 40 m. Disparo y se desploma muerto en el acto. Es una belleza de 1,5 m de longitud y 12 Kg. de peso, con una piel moteada que recuerda mucho al leopardo.







13/8/13
Hoy cumplo 59 abriles. Parece que fue ayer, cuando era un veinteañero con una desmedida pasión por la caza. Hoy, casi 40 años después, doy gracias a Dios por seguir teniendo casi la misma afición que en aquel tiempo y a mi esposa e hijos, por su comprensión y apoyo.

Hoy, llega Álvaro para su safari de iniciación. Por la mañana, nos aprovisionamos para este safari. Después de comer, dejamos las provisiones en el lodge y rápidamente, vamos a la finca vecina.
Esta, solo la cazan locales por la carne y como los nyalas son caros para convertirlos en filetes, tienen algunos machos muy viejos y buenos.
Stefan, impresionado por la efectividad del pequeño rifle, está convencido de que podrá con uno de estos machos que pueden llegar a pesar 120 kg. Yo, no lo tengo tan claro, pero me siento tentado por el desafío.
Los animales, pasan todo el día en lo más cerrado del bush, saliendo al anochecer a pastar en los claros.
Vemos varios de 24”, pero buscamos algo mejor. Ya anocheciendo, Sandra descubre uno enorme que se pone a pastar debajo de un gran árbol. Nos acercamos a 80 m del mismo y le disparo al codillo. El animal, camina unos 40 m y se para “amorcillado” como un toro de lidia. Cuando voy a dispararle de nuevo, cae sin posibilidad de levantarse.
La pequeña Rémington de 50 grs. y el Scout, han hecho su trabajo.
El trofeo, muy abierto y de 28” es precioso y la capa del animal, una belleza.




Álvaro, ha cazado en su primer día de caza africana un buen impala.

En el lodge que estamos usando, hay una serpiente de plástico sobre cada mesa. El objeto de tan extraña decoración, es que viéndola los babuinos, no se atrevan a romper el cristal de una ventana y entrar en la casa a hacer de las suyas.




14/8/13
Salgo con Álvaro y los profesionales Saki y Cristian. Al amanecer, vemos nyalas, kudus, jirafas, facos, ñus, hartebeests, etc.
Tras carrilear casi toda la mañana, nos introducimos en un estrecho valle. Al final del mismo, damos con una manada de cebras de Burchell y Álvaro se hace con el garañón de dos disparos del 308 bastante bien colocados. Afortunadamente, el macho tiene en la piel, pocas marcas de combates. Saki le muestra a Álvaro los colmillos que tanto en la mandíbula superior como en la inferior, tienen los machos de esta especie y que usan para pelear. Por la longitud de los mismos, se puede calcular la edad del animal.













Mañana, salgo hacia España.

Carlos Mas
Sudáfrica 2.013

Lista de Relatos