De cazador para cazadores

Avistar

Siempre he sido de la opinión de que en óptica, no se puede ahorrar. Al que me pidió consejo al respecto, le contesté que comprar un buen visor europeo, es un ahorro a la larga, pues la “otra” óptica no aguanta el uso intensivo o falla en difíciles condiciones de luz. Estos fallos, suelen ocurrir en las mejores ocasiones que la caza nos depara.

Pero tuve la ocasión de probar uno de los nuevos visores Avistar que importa Borchers. ¿Por qué no? me dije a mi mismo, escogí un 2,5-10x50 con intención de hacer un análisis sin prejuicios del mismo.
Cuando lo recibí, me sorprendió gratamente su presentación, digna de un visor de mayor precio.

También me llamó la atención que sea exactamente igual a uno de la competencia, tanto en forma como en características y modelos. Estoy convencido de que ambas marcas las fabrican en la misma factoría o con los mismos componentes. Ese otro visor, que es igual al Avistar, es un 75% más caro.
Las características de este visor son:
- El tubo es de 30 mm, aunque lo cierto, es que para estos aumentos, es suficiente tanto el de pulgada como el de 30 mm
- Es robusto, porque está fabricado con un cuerpo de aluminio CNC.
- Es waterproof, pues está relleno con nitrógeno.
- La retícula, se halla colocada en segundo plano focal y no engrandece al subir los aumentos.
- Su campo de visión es de 15,67 mts a 100 mts con 2,5 aumentos o de 3,85 mts con 10 aumentos.
- Las torretas, son de perfil bajo.
- La retícula, es 4-Dot.

Pero lo que más nos interesa a los cazadores, es que el visor sea pequeño, ligero, tenga una buena distancia ocular para evitar que nos golpee en la ceja, su precio, si dispone o no de retícula iluminada y la luminosidad real del mismo en condiciones de poca luz.
Para realizar el análisis, necesitaba otros visores como elementos de comparación. Usé pues dos de mi propiedad de semejantes características, un Kahles Helia CL de 4-12x52 y un Bushnell Elite 4200 de 2,5-10x50.

Los parámetros que tuve en cuenta, son:
  Peso (gr) Longitud (mm) Distancia ocular (mm) PVP (€) Retícula ilu.
Avistar 600 325 90 200 Si
Kahles 500 354 110 1.110 No
Bushnell 575 370 90 900 Si
Medí y comprobé todos los datos, pues suelen diferir de los que aparecen en los catálogos.
Otro dato muy importante y difícil de evaluar, es la transmisión luminosa. Para ello, empleando una cámara fotográfica sencilla, hice fotos a través de los tres visores con iguales malas condiciones de luz. Juzgad vosotros mismos, en la foto, podéis ver el objeto a enfocar (unas ramas de pino) de día y cómo se ve el mismo objeto de noche, con los tres visores de la prueba puestos todos ellos a 7 aumentos, que es cuando dan una mayor luminosidad, con una campana de entrada de 50-52. Lo cierto, es que con cualquiera de ellos podríamos disparar a un jabalí que nos entre de noche a una baña y las diferencias, son mínimas. Lo que sí se aprecia, es menos “efecto túnel” en el Kahles.


Para saber si el visor tiene resistencia mecánica suficiente, empleé mi BX11 con cañón del 375H&H, el cual, por tratarse de un rifle ligero con un cartucho potente, cocea cual mula zamorana, te lo puedo asegurar. Veamos pues la crónica de las pruebas y su resultado:

Comienzo preparando cuatro cargas diferentes, 74, 76, 78 y 80 grs de SP11 para la misma punta TTSX de 250 grs.
No me cansaré de insistir en que si vais a ensayar las cargas que he mencionado, proceded como es debido, comenzando con un 10% menos de pólvora e ir aumentando gradualmente, el peso de la misma, vigilando cualquier síntoma de sobre-presión. Extremad las precauciones, cuando como es este el caso, empleamos puntas mono-metálicas, que se comportan de forma diferente a las que llevan plomo en su interior.


Me dirijo al campo de tiro y en las primeras tandas de disparos, me da la impresión de que la cruceta no responde a los clics que muevo, hasta que me doy cuenta de que la corrección, es muy fina, casi la de un visor para larga distancia, de ¼” a 100 mts. Este detalle, permite ajustes más finos que los habituales. La mejor agrupación, la consigo con 78 grs de SP11, que dan 867 m/s. Pero debo volver para probar con 75, 76 y 77 grs para ver si consigo una mejor agrupación, ahora que el visor está ya aproximadamente centrado. En cuanto a resistencia mecánica, no noto ningún problema pese al severo retroceso del rifle. Un detalle que me gustó, es que estando la tarde algo nublada, puse la iluminación en la retícula para afinar mejor. Como uso dianas rojas, no contrastaba con la retícula del mismo color, cambié a verde y realmente se agradece el contraste que se consigue según sea el color del objetivo.

Sabemos, que las usando vainas recalibradas, los impactos agrupan en lugar diferente que con vainas nuevas. Me ha ocurrido más de una vez que por error he mezclado de ambas y he fallado algún disparo por ese motivo.
Tanto para caza, como para ensayos de tiro, procuro usar siempre vainas recalibradas, tengo los rifles graduados con ellas, porque son de las que tengo siempre, mientras que de nuevas, solo esporádicamente.
La cuestión, es que no me viene nunca bien estrenar las vainas nuevas. No las puedo usar para caza, porque el rifle está centrado con vainas recalibradas, tampoco las puedo usar para probar cargas, porque los resultados no me sirven para cuando ya están estrenadas.
Preparo pues, una nueva tanda de cargas, tres cartuchos con vainas usadas y recalibradas con 75 grs de SP11, tres más con vainas nuevas recalibradas con la misma carga, tres cartuchos con 76 grs y tres más con 77 grs. Estas dos últimas cargas, solo con vainas usadas.


La carga más precisa, es la de 75 grs con vainas usadas. Será pues la definitiva para esta punta. Agrupa en 2,5 cm a 100 mts y da una velocidad de 836 m/s. Lo curioso, es que con vainas nuevas, pese a haberlas recalibrado, la agrupación es peor e impactan 7 cm por debajo de las usadas.

El siguiente paso, será preparar munición con punta Barnes TTSX de 250 grs sobre 75 grs de SP11 para centrar el rifle.
A la vez, prepararé algún cartucho con punta sólida y diferentes cargas para tratar de encontrar alguna que impacte en el centro de la diana con la misma regulación del visor que para la TTSX de 250 grs. El objeto de ello, es poder llevar a un mismo safari ambas puntas por si interesa disparar con la sólida a un búfalo de frente o a un elefante. Para plains game o disparos a los pulmones de un búfalo, la TTSX de 250 grs es apropiada.
Con suficientes cartuchos de Barnes TTSX de 250 grs sobre 75 grs de SP11, me dirijo al campo de tiro.
Llevo también cartuchos cargados con punta Hornady DGS de 300 grs, con núcleo de plomo-antimonio muy duro y una envuelta de acero revestido de cobre. Esta bala, mantiene la integridad y la retención de peso incluso cuando penetra a través de la piel y el hueso más duro de los grandes paquidermos. He preparado para ella dos cargas, de 70 y 72 grs. de la misma pólvora.
Lo cierto, es que si bien puedo graduar en altura el visor con facilidad, me cuesta un poco graduarlo en deriva. Pero finalmente queda perfecto. Ved la última diana obtenida a 100 mts. El BX11 del 375H&H, ya está centrado con la TTSX de 250 grs. y su visor AVISTAR 2,5-10x50, menos de 1 MOA. Es casi un récord, pues a esta punta en este calibre, cuesta mucho hacerla agrupar. V= 836 m/s.
Las cargas con punta DGS y con 70 y 72 grs de SP11, impactan un poco bajo. Probaré con una carga que llevé a British Columbia con punta DGX del mismo peso, 74 grs. de SP11.

Último día en el campo de tiro con mi BX11 del 375H&H y el visor Avistar. Tras un primer disparo para ensuciar el rifle (los rifles limpios suelen variar 5 cm o más su punto de impacto), hago dos disparos a una diana situada a 100 mts con la punta Hornady DGS de 300 grs sobre 74 grs de Vectan SP11. Agrupa también en 2,2 cm pero desplazado el centro de los impactos 5 cm a la izquierda. Eso, significa que a 40 mts, distancia máxima a la que se emplea una bala sólida, impactará 2 cm a la izquierda. Admisible en la caza de grandes animales (elefante, rinoceronte o búfalo). La velocidad que da en el cronógrafo, son 796 m/s.

Podré llevar pues las dos municiones a la misma cacería, TTSX de 250 grs y DGS de 300 grs, con el mismo rifle y la misma regulación de visor.
El visor Avistar de 2,5-10x50 ha sido capaz de cumplir con la dura tarea de soportar cincuenta disparos del 375H&H montado sobre un rifle ligero.

Saludos y buena caza.
Carlos Mas
Agosto de 2.015